La mantequilla de Soria, el sabor de nuestro origen

975 32 35 00
La mantequilla de Soria, el sabor de nuestro origen

¿Te has preguntado alguna vez por qué los postres castellanos tienen un sabor tan característico y cremoso? ¿Has notado la diferencia entre una receta moderna y las salsas, purés y cremas que puedes degustar en los hostales rurales en Medinaceli?

Una de las respuestas clave es la que te damos en la entrada de hoy: la mantequilla. Un ingrediente con denominación de origen soriano y que podrás reconocer en los hostales rurales en Medinaceli junto a otros productos típicos de la región como el queso zamorano o el de Valdeón.

La elaboración de este manjar se ha hecho de la misma forma tradicional a lo largo de los siglos en casi toda la provincia. Los pastos sorianos con los que se alimentan las vacas son el otro gran responsable de su valor.

Las vacas que dan la leche elegida son las razas frisona, pardo-alpina y los cruces que se hacen en la zona.

Existen tres variantes de la mantequilla de Soria, para distintos platos y paladares: la que llamamos natural, la salada y la dulce. La natural o salada se hacen separando la materia grasa de la leche, desnatando y pasteurizando. Después se bate, se elimina el suero y se amasa muy despacio. El punto justo que consigue la textura perfecta es difícil de reconocer y sólo puede lograrse con este ritmo y un cuidado especial.

Para hacer la mantequilla dulce se mezcla la natural con un almíbar proveniente de un jarabe que hacemos con sacarosa, coloreando el aspecto final que ponemos en las tostadas y en los postres.

¿Aún no sabes dónde degustarla a estupendos precios? ven a Hostal Restaurante Esteras.

haz clic para copiar mailmail copiado