El Castillo de Medinaceli, escenario de nuestra historia

975 32 35 00
El Castillo de Medinaceli, escenario de nuestra historia

Aprovechando las ofertas de los hoteles en Medinaceli tendremos ocasión de conocer una tierra llena de historia y encanto por un precio muy razonable. El castillo de Medinaceli, que aún sigue en pie, fue escenario de algunos episodios clave de la historia, no solo de esta tierra, sino también de toda la península Ibérica.

Antes de ser una fortificación medieval, en este espacio se levantó un emplazamiento romano de importancia militar estratégica que terminaría creciendo hasta convertirse propiamente en una ciudad amurallada de considerable tamaño. A día de hoy, aún se conservan restos de dicha muralla de distintas épocas.

Durante el domino de los musulmanes en la península a partir del siglo VIII, Abd al Rahman III situó la Marca Media de Toledo en Medinaceli en el año 946 DC, construyendo la Alcazaba (el actual castillo) sobre los restos de la antigua fortaleza romana.

Según algunos historiadores, este castillo fue testigo de la muerte de Almanzor, quien tras conquistar gran parte del territorio peninsular, terminó sus días entre sus murallas en el año 1002 DC, tras la batalla de Calatañazor. Se dice que su sepulcro se encontraría en el cuarto cerrillo o en el patio de la Alcazaba.

Cuando Medinaceli fue reconquistada para los cristianos por Alfonso VI el Batallador en 1370, la ciudad y su área se convirtieron en un señorío. El castillo fue reconstruido nuevamente a partir de la edificación musulmana. Posteriormente, con Alfonso VII, Medinaceli se convirtió en un condado. Finalmente, un siglo después y durante el gobierno de los Reyes Católicos, se le otorgó la carta de ducado.

Conocer de primera mano estos escenarios históricos es asequible gracias a las interesantes ofertas de hoteles en Medinaceli.

Los viajeros inquietos que deseen satisfacer su curiosidad histórica serán bien recibidos en Hotel Restaurante Esteras. Te esperamos.

haz clic para copiar mailmail copiado